domingo, 10 de mayo de 2015

Ten Fe en Dios


“Respondiendo Jesús, les dijo: Tened fe en Dios. Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho. Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá”. Marcos 11:22-24

“… lo que se ve fue hecho de lo que no se veía”. Hebreos 11:3

¿Qué es la fe?

“Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.” Hebreos 11:1

La fe es la seguridad de que Dios hará lo que ha dicho, incluso cuando en tus circunstancias no haya ninguna garantía de que pueda suceder.  

“La fe no opera en el reino de la posibilidad. No hay gloria para Dios en lo que es humanamente posible. La fe empieza donde termina el poder del hombre.”  George Müller.


Como les comenté en otro post, el gran predicador Charles Spurgeon dijo que “la fe es la moneda de curso legal en el reino de los cielos"; porque es mediante la fe que obtenemos lo que Dios tiene para nosotros.

¿De Dónde Proviene la Fe?

“Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios”. Romanos 10:17
Abraham creyó “conforme a lo que se le había dicho” Romanos 4:18. Para obtener fe y así recibir las bendiciones que Dios tiene para ti, haz del “oír” la Palabra de Dios (la Biblia), un hábito. Lee la Biblia y medita en ella, escucha y lee predicaciones y estudios fundamentados en la Palabra de Dios. Eso produce fe.  

La Duda es Opuesta a la Fe
(Ver Mateo 14: 22-31)



La Fe Vence a la Duda
(Ver 1 Samuel 17:26; 43-50)





Las Palabras de Tu Boca

O Hablas FE: Confesando y Declarando lo que Dios Dijo…
Romanos 4:17: “… Dios… da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como si fuesen.

O Hablas Incredulidad: Mediante la Queja
Quejarse es pronunciar con nuestros labios la incredulidad de nuestro corazón. Una actitud de queja puede obstaculizarte e incluso impedirte el alcanzar las bendiciones que Dios tiene para ti 


Los Pasos de la Fe

1.- Tener la palabra de Dios, su promesa sobre el asunto: “el creyó … conforme a lo que se le había dicho” Ro 4:18. “Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye” (1 Jn 5:14)

2.- Creerle a Dios: “(Dios) a quien creyó, el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como si fuesen” (Ro 4:17) “Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis” (Mt 21:22)

3.- No dudar por incredulidad de la palabra de Dios: “Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios” (Ro 4:20) “Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor.” (St 1:6 y 7)

4.- Se fortaleció en fe alabando a Dios: “se fortaleció en fe, dando gloria a Dios, plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido” Ro 4:20 y 21. “…sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias (Filip 4:6).




Ten fe en Dios, la fe abre las puertas de la respuesta de Dios para ti. Medita en la Palabra de Dios cada día para que sea fortalecida tu fe. ¿Necesitas algún milagro de Dios? Confía, nada es imposible para Él.


Nota: encontrarás acerca de este tema en mayor profundidad en mi libro Conquista Tu Tierra Prometida, este es el enlace: http://www.amazon.com/Conquista-Tierra-Prometida-descubrir-bendiciones-ebook/dp/B00TBZY2W2/ref=sr_1_1?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1431236420&sr=1-1


¡Que Dios te bendiga!

Mayte Alayón, San Antonio de Los Altos, Venezuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario